© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

¿Cómo realizar un bálsamo? Parte I

October 27, 2017

Y es que yo soy muy fan de los bálsamos. Me encantan, los amo, los disfruto, los adoro, me parecen que son productos sencillos que pueden rozar la perfección cosmética. Son mi piedra filosofal.

 

Bueno, estoy siendo un poco exagerada, ¿no? seeeehhh....así soy yo.

 

No hay nada más sencillo que realizar un bálsamo. Recetas para realizar bálsamos y ünguentos verás un montón por internet, pero realmete no necesitas copiar recetas para realizar el tuyo popio. Sólo necesitas conocer los ingredientes base que puedes usar e ir experimentando y jugando con ellos y de esta forma descubrir qué textura te gusta más. 

Para  usar mí un bálsamo tipo para principiantes es la mezcla de una manteca vegetal y un aceite vegetal. A esta base le puedes añadir activos como por ejemplo aceites esenciales y/o aditivos opcionales como un antioxidante (vitamina E),un ingrediente exfoliante, miel, fragancias, etc...la verdad es que son muy simples pero dan mucho juego.

 

¿Qué hay que tener en cuenta? Pues básicamente las propiedades y características de estos ingredientes. En el caso de las mantecas hay que tener muy en cuenta el grado de dureza (no es lo mismo usar manteca de karité que manteca de cacao)  y en el caso de los aceites vegetales pues ver si tienden a solidificarse con bajas temperaturas. Además, antes de prepararlo tendremos que tener en cuenta tanto el fin para lo que vamos a usar (y asi buscar la textura que mejor nos vaya a funcionar) como la temperatura que hará donde lo vayamos a conservar. Es muy típico hacerse un bálsamo en inivierno con una textura más sólida y que cuando llega el verano se nos derrite.

 

Pero como lo hacerse un bálsamos ya os he dicho que es muy sencillo  así de primeras, pero luego tiene sus cositas, vamos a empezar por dos recetas-base muy sencillas con las que podemos  empezar a experimentar con las texturas y probar como nos sentimos con ellas. 

Para luego ya ir jugando con los porcentajes (subiendo y bajando) y con los diferentes aceites y mantecas.

 

Porque si hacer una crema es divertido, lo de los bálsamos no se queda atrás.

 

 

 

Pero como esta es sólo la primera parte de "Cómo realizar un bálsamo", antes de meterme a hablaros de porcentajes, mantecas y ceras, os voy a hablar del proceso y de los pasos a seguir para realizarlo. Igual me repito, pero no está de más hacerlo....

 

1. Siempre antes de nada lo primero es tener claro que ingredientes vamos a usar y las cantidades que vamos a añadir. Si vas a seguir una receta, tenla a mano. Si no (y espero que así sea) anota los porcentajes y cantidades que vas a usar y los cambios que hagas, de esta manera podrás llevar un control de los cambios que hagas y así darás con la fórmula de tu bálsamo perfecto

2. Limpiar y desinfectar todos los utensilios que vamos a usar y la zona de trabajo. 

3. Podemos pesar y separar los ingredientes. (NOTA: es que a mí me gusta tener todo separado, pesado y ordenado antes de empezar a "trabajar" pero si eres de naturaleza libre y rebelde, puedes ir pesando y midiendo  en el momento)

4. Derretimos la manteca. Y aquí hago un "break". Os cuento; si la manteca es una manteca "dura" como la de cacao, siempre la tendremos que derretir al baño maría procurando que la temperatura que alcance no supere los 70º . Pero si lo que vamos a usar es una manteca más "blanda" como por ejemplo la de karité, podemos o bien usar el mismo método de derretirla al baño maría (ya sabes a fuego lento y con mucho amor) o hacer la mezcla en frío de la manteca y el aceite con mucha paciencia, fuerza y técnica a la hora de mezclar, o templarla un poco para que la mezcla se haga un poquito más fácil (lo que sería en semi-frío jejeeee) 

¿Yo qué hago? Pues utilizo las tres técnicas. Depende de la manteca que use, del tipo de bálsamo que quiera realizar y de para lo que lo vaya a usar (en esto profundizaré mucho más en la siguiente entrada)

5. Una vez tengas la manteca derretida mezcla con el aceite vegetal. Yo aquí siempre dejo que la manteca se temple en caso de que la haya calentado. Y una vez templadita (a temperatura ambiente) ya le añado el aceite vegetal y mezclo (zas, zas, zas)

7. Y ahora o bien puedes añadir los otros activos que deseas incorporar (si es que quieres hacerlo) y transferir tu mezcla al bote contenedor (recuerda, también lo hemos limpiado y desinfectado) y poner éste en el frigo hasta que solidifique. O bien, puedes meter el recipiente donde has hecho la mezcla durante unos minutos en el congelador hasta que empiece a solidificar y en ese momento sacarlo y batir  como si no hubiera un mañana hasta conseguir la textura que más te guste. Yo uso esta técnica cuando quiero una textura de "body butter" (pero de esto ya hablaremos en un futuro cercano). Y por último transferirlo a tu bote contenedor. En este segundo método también puedes no añadir los activos y aditivos antes de meter la mezcla en el congelador e ir añadiéndolos después cuando la estás batiendo.

 

Y así a grosso modo, se hace un bálsamo. Sencillo, ¿no?

De todas formas os he dejado un Stories en INSTAGRAM donde lo podéis ver de manera más visual.

 

Recuerda etiquetar bien tu "creación" y dejar bien anotadas las conatidades que has añadido para poder seguir haciendo pruebas y experimentos a partir de este.Y termino diciéndote que muchas gracias por estar ahí, que si te animas a realizar tus bálsamos, puedes etiquetarlos con hashtag #cosmeticareal y que eres genial!

Núria

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon