© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

Aceite facial. Hidrata, protege y mucho más.

February 13, 2018

Tardé mucho tiempo, pero un día, hace muuuuchos años (allá por el Paleolítico superior…) conseguí dar con las rutinas de limpieza y cuidado facial que a mí me iban bien y con las que me sentía cómoda.

 

Porque si, hay que encontrar productos y rutinas que se adapten a tu piel, pero también a ti y a tu estilo de vida.

 

Mi rutina facial es muy sencilla; limpio y uso un sólo producto para hidratar, proteger y “suplementar” la piel. Ya está. Nada más. Porque para mí lo de “Menos es más” funciona y con un solo producto lo cubro todo. ¿Quieres saber cuál es? Pues sigue conmigo…

 

Sobre mi limpieza facial ya os hice una entrada hablando del método que yo uso; la doble limpieza facial japonesa “adaptada”. Hago una limpieza en dos pasos; primero aplico un aceite vegetal masajeando en círculos y retiro con un algodón y luego un segundo paso en el que me lavo o con un jabón suave hecho por mí, o me lavo con una arcilla o sólo me aplico un hidrolato. Este segundo paso de la limpieza lo adapto según el estado de mi piel en ese momento y el entorno o el clima en el que esté. (Si quieres saber más sobre ella, la puedes leer aquí)

 

Respecto al segundo paso, el de hidratar, proteger y "suplementar", lo hago con un aceite vegetal; bien puede ser un aceite sólo o una mezcla como la que hoy os enseño. Los aceites vegetales se pueden combinar y mezclar para sumar y/o potenciar sus propiedades y crear auténticas "joyas".

 

Y por las noche siempre uso manteca de karité, con ella también hidrato, protejo y suplemento de manera efectiva y real.

A veces la aplico sola y otras veces la enriquezco con los activos que en ese momento necesita mi piel; aceites esenciales, otros aceites vegetales o mantecas o miel o propóleo ...depende.

También tengo que decir que a veces la uso de día, sobre todo cuando viajo, así de esta manera llevo menos botes y porque  siempre hace que mi piel esté bien aún con los cambios de país o clima, alimentación, estación, etc…lo que sea.

 

Así que como veis, mis rutinas son bastante sencillas y para mí, muy efectivas. Y vuelvo a incidir en eso de que con un solo producto, cubro todas las necesidades de la piel.

 

"Yo con un aceite vegetal en la mochila, conquisto el mundo!"

 

En estas últimas semanas he estado utilizando este aceite facial del que hoy os dejo la receta, elaborado con jojoba y el aceite vegetal de nuez de albaricoque. Opté por estos dos aceites porque yo trabajo en un sitio muy, muuuy seco, donde hace mucho calor y el contraste ahora en invierno de pasar del frío intenso y viento a un espacio seco y con altas temperaturas hace que mi piel se deshidrate y se vea más apagada. Os cuento un poquito más de cada uno..

 

 

AV de jojoba bio; o mejor dicho, cera líquida de jojoba. Pero como todo el mundo le conoce por “aceite” pues así le voy a llamar yo. Este aceite es una maravilla de la naturaleza cuyas propiedades y composición da para una entrada entera...que haré! Compuesto por ácidos grasos de cadena larga (como lo que sucede en el sebo humano y de ahí lo de compararlos) estos hacen que sea un ingrediente muy estable con un potencial oxidativo muy bajo. Su similitud al sebo que nosotros producimos, hace que actúe como un mecanismo regulador de éste. Es decir, regula tanto la producción excesiva en las pieles grasas y mixtas, como la “excasez” de éste en las pieles secas (que es mi caso). Y por este motivo es apto para todo tipo de pieles. Esto de regular la cantidad de sebo y conseguir que este se equilibre, tiene su impacto en el manto ácido de la piel (compuesto principalmente por sebo y sudor ) que es otro de los mecanismos que tiene la piel para mantener su hidratación. Además tener un manto ácido equilibrado (es decir entre un rango óptimo de acidez) es fundamental para que las flora saprófita de tu piel funcione correctamente y pueda encargarse que ésta esté sana y fuerte.  

 

 

AV de nuez de albaricoque bio; un aceite vegetal rico en ácidos grasos esenciales, principalmente ácido oleico (que actúa sobre la epidermis aumentando su grosor (estudio aquí) y favoreciendo la función barrera de ésta, evitando la perdida excesiva de agua, es decir, ayudando a mantener la hidratación. También se ha demostrado  que penetra hasta las dermis dónde estimula la producción de colágeno y elastina por lo que le daría ese plus de “suplementar” la piel. Además es un aceite vegetal que tiene la propiedad casi “única”, la  de aportar “luminosidad” a la piel y que en estos momentos le viene muy bien a la mía.

 

 

Después de usar esta sinergia durante unas semanas, y de usar el humidifcador en casa (ojo, un humidificador de ambiente bueno. Para mí es fundamental para  esto de mantener la piel hidratada. Y muchas veces cuando me preguntáis por cremas hidratatantes siempre os digo lo mismo; aplícate un aceite y cómprate un humidificador si vives en un sitio seco). Pues lo que os decía, que gracias a esto mi piel ha recuperado su grado correcto de hidratación que ya estaba empezando a “flaquear” cuando volví al trabajo después de mis vacaciones de navidad en la playa.

Sobra decir que nosotros nos hidratamos con lo que bebemos y con lo que comemos. Así hidratamos nuestro cuerpo y obviamente también nuestra piel. Pero a veces tenemos que "ayudar" a ésta a mantener el nivel óptimo de hidratación cuando este “falla” principalmente debido a factores externos.

 

Como lo del tema de la hidratación es un tema más complejo de lo que la gente piensa (bueno, como casi todo lo relacionado con nuestro cuerpo y nuestra mente) estoy preparando unas entradas para explicar de una forma menos simplista pero sencilla esta cuestión.

 

Y para terminar aclarar (que sé que much@s me lo vais a preguntar) que no he añadido vitamina E (el antioxidante de los aceites vegetales) primero porque el jojoba, como os he dicho antes, es muy estable (a pesar de que tiene una proporción de vitamina E muy normalita) y el albaricoque tampoco es uno de esos aceites con un potencial oxidativo alto. Teniendo en cuenta eso, que en mi casa hace “fresquete”, que la mezcla estará protegido de la luz (en un vial oscuro de vidrio) que lo guardo en un lugar seco, y que he hecho una cantidad que consumiré en unos 2 meses como mucho…he decidido no añadirla. Pero esto es como todo, para gustos…los colores. Y si tú quieres añadirla, feel free. A la calidad de mi aceite, no le va afectar.

 

 

Espero que con estas “recetas” donde os intento no sólo contar los ingredientes que uso, sino también las razones que me llevan a elegirlos, os de un poquito más de perspectiva a la hora de entender esto de la #cosmeticareal.

 

#COSMETICAREAL es conocer tu piel y darle lo justo y lo necesario. Es elegir el producto más efectivo y respetuoso para ti y para el medio ambiente. Es mucho más que cosmética, es un estilo de vida!

 

Un besote y si te ha gustado y te identificas con todo esto...comparte!!

Gracias por estar ahí!

Núria

 

¿Dónde compro yo los aceites? En la web www.joliessence.com. Si pincháis las fotos iréis directamente a la web. Os dejo un código descuento para vuestra primera compra del -10% (COMINGFROMNURIA) peroos tengo que advertir que los gastos de envío son caros y sólo os compensa si compráis volumen. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon