© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

Cosmética real y cosmética natural

May 21, 2018

Muchas veces la gente se refiere a este espacio como un blog de cosmética natural. Y siempre intento puntualizar que yo me siento más cómoda con el término cosmética real. Y entonces viene la eterna pregunta;

 

¿La cosmética real no es  lo mismo que cosmética natural?

 

Si hablamos de productos, podemos decir que un 99% de los productos usados en el movimiento #cosmeticareal son de origen natural. Pero la cosmética real no se basa en productos, rutinas o tratamientos de belleza. La cosmética real parte de una filosofía y estilo de vida, y los  productos “cosméticos” son sólo la guinda del pastel.

 

Además, qué los productos que use sean de origen natural, principalmente puros o elaborados con recetas sencillas, no quiere decir que use e incorpore todos los productos e ingredientes que usan en la cosmética natural o casera. Aquí reside una de las principales diferencias; no todo lo que es natural es efectivo ni soy partidaria de las recetas con un montón de ingredientes de los cuales algunos no aportan nada al producto final o no aportan más de lo que ya lo hacen los ingredientes básicos.

Pero diferencias hay bastantes, así que vamos a ir viendo poco a poco  porque cosmética real puede ser considerada natural, pero no toda la cosmética natural es real.

 

 

No todo lo “natural” es bueno para la piel y/o tu salud.

 

Usar la palabra “natural” como sinónimo de bueno, saludable e inocuo es algo muy común pero erróneo. O si no que le pregunten a Sócrates por la cicuta. No, en serio, en el mundo de la cosmética hay muchos productos e ingredientes naturales que son buenos, adecuados y efectivos pero hay otros que no son convenientes ni “buenos” para todo tipo de pieles y/o problemáticas, otros que lo son pero sólo si se utilizan correctamente, otros que pueden llegar a ser “perjudiciales”, otros que no tienen tantas propiedades como te venden y otros que apenas tienen por mucho que te cuenten.

 


En cosmética real te contaré las propiedades sin florituras ni añadidos. No pretendo venderte la moto. Lo real ya es demasiado bueno. 

 

Además, si nos vamos al mundo de la cosmética comercial, podemos observar que todo lo que se etiqueta bajo la palabra “natural” no tiene mucho de natural y parte de sus ingredientes activos son de síntesis química, pero ojo, que no esto no es sinónimo ni de tóxico ni de dañino.

 

Basta ya de la quimifobia que un gran sector de la cosmética natural divulga.

 

Tendemos mucho a establecer esas odiosas y erróneas afirmaciones de “químico=tóxico” y “natural=bueno” y basta ya.

No me gusta que parte del movimiento de la cosmética natural considere que la “química” es su enemiga. Química es todo lo que te rodea, el agua que bebes y los ingredientes que usas en tu cosmética natural. La química es vida y el principio de todo. Tóxico y/o venenoso puede ser una sustancia química que provenga de la naturaleza o una sustancia química de síntesis.

 

 

“Además, recuerda que en muchas casos la toxicidad* de muchas sustancias químicas viene marcada por la dosis y/o la interacción con otras sustancias y los tiempos de exposición”

 

Y como veo que en el mundo de la cosmética natural existe ese sector que no ve esto o no lo entiende, o no lo quiere ver ni entender, es algo que también influyó para crear esto de la cosmética real estableciendo una sutil pero importante diferencia entre cómo y qué divulgamos unos y otros. Porque personalmente creo que  dar información sesgada, errónea y/o no contrastada, lo único que consigue es generar confusión en la gente y transmitir una idea errónea sobre el mundo de la ciencia, la naturaleza, la salud y el medio ambiente.

Y muchas veces pienso que esta quimifobia se debe en parte a una estrategia de marketing (porque si, este mundo de lo “natural” “eco” y “alternativo” también se ha convertido en un negocio y muchas empresas del sector son ya consideradas un lobby que luego no cumple ni ejerce esa filosofía de protección del medio ambiente y respeto de la salud) y a un desconocimiento de la ciencia que me asombra y asusta a partes iguales.

 

“Eligiendo cosmética natural porque la convencional tiene sustancias que pueden ser perjudiciales para mi salud”

 

Vale. Decisión muy respetable y que según de qué sustancias hablemos y de dosis, comparto. Pero me asombra ver a gente que defiende “esta causa” pero luego no deja de enseñar cientos de productos en sus redes sociales. Y ¿qué pasa con el medio ambiente? Porque tu consumismo “enfermizo” tiene un impacto muy negativo en la gestión de recursos naturales del planeta, genera un montón de residuos y hace que muchas industrias sigan incumpliendo los protocolos mediombientales por ese "negocio=ventas=pasta y a costa de lo que sea".Os recuerdo que hace poco os subí una foto en la que Ecologistas en Acción denunciaba a una empresa española, un referente de ese “natural y respetuoso”, que vertía sus residuos a un río.

Y no sé cómo explicar esto pero a ver, si tú utilizas un producto sin “químicos perjudiciales” que es genial para tu piel y para la de los tuyos, pero la empresa que los fabrica tira su mierda al río y lo contamina…a ver, como te digo esto….ESTO va a afectar a tu salud y a la de los tuyos.

La contaminación es uno de los factores que más afecta a nuestra salud ahora mismo.

 

Y por eso yo soy tan pesada con lo del consumo responsable y con un compromiso real y efectivo con estas causas y para eso hay que huir de las informaciones sesgadas, investigar y pensar. Y es curioso ver que muchas bloggers e influencers de lo natural luego se relacionan con marcas y empresas de este tipo. Para mí no tiene mucho sentido escribir una entrada sobre las sustancias químicas que pueden no ser beneficiosas para tu piel y el medio ambiente o condenando a los parabenos como si estos fueran "Hitler" pero luego promocionan y colaboran con marcas de cuya ética y sostenibilidad no saben nada. Y además te incitan y generan necesidad de que compres mil productos que no necesitas.

 

Por eso en cosmética real pretendo ser coherente y decirte que "menos es más" y que consumas lo justo y necesario. No quiero crearte ninguna necesidad de consumo, es más pretendo reducirlas. Por eso si puedes comprar un producto que te valga para 5 cosas, mejor compra ese que uno que sólo puedas utilizarlo para una. 

 

“Cosmética real es PENSAR”

 

Y este es otro punto por el que #cosmeticareal apuesta. Yo no te quiero convencer de nada, sólo me gustaría despertar curiosidad y que tú investigues, leas y experimentes.

Yo no te voy a “condenar” por usar aceites minerales u otras sustancias, sólo me gustaría que veas lo que  hacen por mi, y que un día te apetezca probar, estos productos naturales de los que te hablo y que tienen una “interacción real” con la piel y cuya manufactura tiene un menor impacto en el medio ambiente (teniendo en cuenta que todo lo tiene, pero intentando minimizar éste. Tampoco te voy a contar historias de hadas y princesas, de sostenibilidad y responsabilidad porque en este tema hay que ser sincero).

Me gustaría que vieras que la cosmética real es mucho más que cosmética y que todo parte y nace del conocimiento y de eso tan bonito que es pensar. Pensar sobre ti, sobre cómo eres, sobre cómo funcionas…pensar porqué pasan las cosas y pensar sobre el mundo que te rodea. Porque todo se relaciona y se conecta.

 

"Cosmética real no adoctrina. Cosmética real no es la verdad absoluta. Cosmética real es sólo un punto de partida."

 

Y espero que como punto de partida esta humilde web os haya despertado la curiosidad y que participes conmigo en todo esto de una cosmética diferente y un estilo de vida más real y slow.

 

Muchas gracias por leerme, por compartirme en redes sociales si os parece todo esto interesante y por seguirme, ya que sin vosotr@s, esto no sería posible.

 

Gracias!

Núria

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon