© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

El aceite de moringa en cosmética

July 24, 2018


¿Y por qué especifico en cosmética? pues porque es un aceite con unas características muy interesantes para usar en la cocina y porque se obtiene de un árbol, el Moringa oleífera también llamado “árbol de la vida”, del que todas sus partes; hojas, semillas, raíces, frutos y flores, son aptas para el consumo humano y animal y también ha sido usado tradicionalmente con fines medicinales.  Y para que os hagáis una idea os puedo decir que en muchos países africanos, la moringa,  se usa para tratar la desnutrición debido a su valor nutricional.

 

 

Aceite vegetal de moringa 100% puro y orgánico de Naissance

 

Pero en este tema no profundizaré mucho ya que me gustaría centrarme en el uso del aceite y en sus propiedades y beneficios para nuestra piel y nuestra “melenaza” qué no es poco. Pero bueno, ya me conocéis y siempre termino mezclando.

 

Pues vamos al lío y empezamos conociendo un poco a nuestro "sujeto".

 

Este aceite se obtiene de las semillas del árbol M. oleifera, éstas contienen hasta un 40% de aceite con una composición de ácidos grasos de alta calidad entre los cuales el ácido oleico viene siendo casi  un 70%, lo que le hace un aceite muy parecido al de oliva ,también tiene un alto contenido en vitamina E y es  un aceite muy estable ante la oxidación, justamente como el de oliva pero con un punto de humo 11 grados mayor al de éste. De todo esto sacamos como conclusión que su uso en la cocina es más que interesante.

 

Es un aceite líquido a temperatura ambiente y de un color amarillo dorado. Aquí también podemos decir que su densidad e índice de refracción también son parecidos al de oliva. Y en cuanto a su acidez, pues cuando se prensa en frío es moderada, lo cual nos indica una buena resistencia a la hidrólisis.

 

¿Su perfil de ácidos grasos? Pues los saturados representan aprox. un 21.18%, de este porcentaje predomina el ácido palmítico seguido por los ácidos behénico (de ahí a que se le conozca por el nombre de aceite de Ben o Behen) el esteárico y araquídico.

En cuando a los insaturados que vienen siendo aprox. un 76,73%, pues como os he comentado antes, predominan los monoinsaturados, entre los cuales el ácido oleíco representa aprox un 73% del total. Y tiene una muy pequeña fracción de poliinsaturados, aprox un 1,18%.

 

¿Y qué os puedo decir sobre su parte insaponificable? Esa que tanto me gusta. Pues que en este aceite representa entre un 0.69-.076% con un alto contenido en tocoferoles (vitamina E) y esteroles.

 

Pero es que si atáis todos estos cabos, deduciréis que el aceite de moringa es una muy buena opción para usar en la cocina pero que en nuestro tocador tampoco se queda corto.

 

El aceite de moringa en cosmética. En cuanto a su uso en cosmética, pues con lo que os he contado hasta ahora ya podéis imaginar que este aceite es un gran producto para el cuidado de nuestra piel (y de nuestro cabello). Su composición le hace que sea un buen producto antioxidante, que nos aportará a nuestra piel ácidos grasos de calidad favoreciendo la regeneración celular y que ayudará a mantener la hidratación y que incluso ayuda a regular el pH de la piel. Además posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por lo que podemos usarla para tratar pequeñas heridas, cortes o quemaduras leves…incluso puede ser una opción a tener en cuenta para los eczemas y también para pieles con acné.

¿Para el cabello? Pues funciona muy bien utilizado como mascarilla en cabellos muy secos y dañados.

 

 

Mi experiencia con él; tengo que confesaros que aunque conozco este aceite desde hace tiempo, nunca lo había probado. ¿Por qué? Pues porque no lo tenían en el catálogo de productos de mi tienda de referencia y porque yo ya tengo mi lista de aceites que me van bien y de ese listado no suelo salir. Peeeeero un día dando una vuelta por Amazon ví este aceite de Naissance. Por una parte la marca me gustaba porque ya he usado su manteca de karité y por otro, me apetecía probar algo nuevo. Así que lo compré (para las que me preguntéis el precio, creo que me costó 8,39€ el bote de 30ml Virgen y BIO, pero os dejo link a su web aquí)

 

En un principio lo compré para usarlo por la noche y empecé usándolo solo (para el día no cambio por nada del  mundo a mi AV de nuez de albaricoque o eso creo...)  ¿Resultado? Me gustó. Yo tengo la piel seca y aunque se absorbe enseguida me dejó la piel perfecta y noté cierta “luz” en ella cuando me levantaba al día siguiente. Pero a mí para la noche me gustan los aceites más "densos" todavía con los que pueda masajear durante un buen rato antes de acostarme. Y con este aceite me quedaba un pelín corta, así que empecé a mezclarlo con el karité y esa mezcla me encantó.

No sólo podía realizar mi masaje y beneficiarme de las propiedades del karité, si no que además las potenciaba con la moringa (por cierto, también encontráis karité en Naissance).

Y seguía viéndome la piel más luminosa e incluso puedo decir que me la veo más “unificada”.

 

Además ya sabéis que yo suelo utilizar el mismo producto para el contorno de ojos que el que uso para el resto de la cara y os puedo asegurar que esa combinación funciona en el contorno a las mil maravillas (y este será el DIY de esta semana, un contorno de ojos de karité y moringa) .

Así que por ahora no cambio esta sinergia del karité y la moringa por la noche y creo que este es el comienzo de una gran amistad entre nosotros.

 

Como siempre digo, en esto de los aceitees vegetales, hay que encontrar el nuestro o los nuestros. Esos aceites que nos funcionan y con los que nos sentimos cómodas. Si todavía no has terminado de encontrar el tuyo, no dejes de probar éste.

 

Muchas gracias por estar ahí, comparte si te gusta, y no te olvides de etiquetar con #cosmeticareal tus productos y DIY. Nos vemos en las redes ;)

 

Besote!

Núria

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon