© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

Contorno de ojos de aguacate & karité. Mi contorno favorito.

March 13, 2019

 

Os lo prometí por el IGTV, os lo compartí por las redes sociales (IG y FB) y por fin llega a la web mi receta o DIY favorit@; este contorno de ojos “inspirado” en el famoso Avocat de Kiehl’s.

 

Y como os he hablado de él por activa y por pasiva, vamos directamente al lío. 

 

¿Qué ingredientes lleva?

 

Pues sólo 3;

 

  • Manteca de karité orgánica al 69,80%: en este punto y para poder sacarle todo el “jugo” a esta manteca y beneficiarnos de todas sus propiedades, yo os recomiendo usar una pura y sin refinar. ¿Se puede usar la refinada? Si, claro. Pero ten en cuenta que dependiendo del método y grado de refinamiento, esta manteca irá perdiendo propiedades cosméticas, aunque siempre conservará la emoliente. Como hoy no me quiero extender mucho y sobre el karité os he contado mucho durante estos años por las redes sociales y además os dejo esta entrada que escribí hace tiempo sobre ella (leer aquí) sólo deciros que os debo una sobre el proceso de refinamiento y cómo elegirla.

  • Aceite vegetal de aguacate orgánico al 30%: un aceite denso, con un color intenso y unas propiedades protectoras y regenerativas muy reconocidas en el mundo cosmético, es un ingrediente que la piel absorbe perfectamente y no deja sensación grasa. ¡Qué no te asuste este aceite!

  • Vitamina E al 0,2% (tocopherol): que si, que la vitamina E es un antioxidante que en esto de la cosmética DIY siempre usamos para retrasar la oxidación de los aceites y mantecas vegetales…pero es que también es un gran activo cosmético que combate los radicales libres.

 

¿Quieres comprar estos ingredientes en Joli'Essence?

Pues te dejo mi código descuento del 10% "COMMINGFROMNURIA"

 

Y ahora que tenemos los ingredientes vamos a preparar nuestro contorno. Te cuento como lo hago yo…

 

  1. Lo primero que hago siempre es lavar bien con agua y jabón los utensilios que voy a usar (en este caso un bol de acero de acero inoxidable, un mini-vaso medidor, un mini-batidor y un bote contenedor) y luego desinfectar bien con alcohol.

  2. Pesar (y/o medir) las cantidades a usar. En este caso opté por hacer 30ml de producto. Por lo que lo primero que hice fue poner en el vaso medidor los  9ml de AV de aguacate. Y en el bol de acero unos 20 gramos de manteca para derretirla y luego poder poner los  20,94ml junto al AV de aguacate. Si ves que te quedas corta, derrite un poco más de manteca, si ves que te pasas, ten a mano un botecito pequeño y añade el sobrante (puedes añadir unas gotas de aguacate y hacer un mini-contorno para regalar)

  3. Una vez derretida la manteca la añades en el vaso medidor junto al Av de aguate, y la vitamina E (unas 3 gotas) hasta hacer los 30ml.

  4. Cerramos el bote y lo llevamos al frigo para que solidifique. 

 

Aquí hay dos cuestiones importantes que me habéis preguntado:

 

  • ¿Hay que fundir la manteca de karité obligatoriamente? La respuesta es no. Si no te importa el resultado final del producto (textura y estética) y quieres conservar intactas las propiedades del karité sin refinar, puedes batir los ingredientes sin fundirla previamente. Eso sí, ten paciencia.

  • ¿Por qué cuando hago bálsamos me salen gránulos? Bien, primero decirte que esto es bastante frecuente y normal. Se debe a que los diferentes ácidos grasos que componen las mantecas y ceras vegetales tienen un punto de fusión diferente, es decir, se van fundiendo a diferentes temperaturas y separando. Por este motivo, la forma en que fundimos nuestras mantecas y ceras importa y mucho. Hay que evitar el sobrecalentamiento de estas y lo mejor para evitar esto es usar un aparato de baño maría y fundirlas a suavemente (el mí os lo enseñé por IG). Otro problema es que también solidifican a diferentes temperaturas, por lo que lo mejor para evitar este proceso y evitar que solidifiquen de manera que estos ácidos grasos se mantengan “separados” (esos gránulos que ves son los diferentes ácidos grasos que se han unido según su punto de fusión) lo mejor es que el bálsamo (sobre todo cuando mezclamos mantecas duras y mantecas blandas) se enfríe de manera rápida. Por eso yo te recomiendo meterlo en el frigo de 12 a 24 horas una vez terminado y ya en su bote contenedor. Para hacer bálsamos, cremas batidas, ungüentos, etc…este tipo de fórmulas anhidras, el frigo es tu mejor aliado.

RESUMIENDO: para evitar la granulación de tus bálsamos, derrite las mantecas y ceras suavemente y con el método adecuado (yo os recomiendo un aparato para tal efecto) y después enfría rápidamente en tu frigorífico.

 

Muchas gracias por estar ahí y por leerme, por compartirme si te ha parecido interesante (ya sabéis, no se copia, se comparte) y muchísimas gracias por formar parte de la comunidad de #cosmeticareal.

 

¡Un besazo!

Núria

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon