© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

¿Escualano para mi piel? ¡Sí!

June 25, 2019

Hablar del escualano es también hablar del escualeno y de la diferencia entre ellos.

 

 

El escualeno es un compuesto (bueno, desde un punto de vista químico es un hidrocarburo poliinsaturado con una estructura molecular muy parecida a la de la vitamina E) que se encuentra de forma natural en muchos de los tejidos de nuestro organismo  y además es una molécula esencial para el ser humano.

 

A nivel dermatológico tenemos que destacar que el escualeno que poseemos constituye el 20% del sebo que secretan nuestras glándulas sebáceas y forma parte de nuestra capa hidrolipídica, en la cual cumple a las mil maravillas sus funciones; protección y mantenimiento de la hidratación.

 

(foto de www.enaissance.es)

 

INGREDIENTE COSMÉTICO

 

En el campo de los cosméticos desde hace muuuuchos años se ha usado el escualeno como ingrediente cosmético por sus propiedades; es un buen antioxidante, emoliente, humectante, reepitalizante, purificante y mantiene la elasticidad y el tono. Además, enlos productos cosméticos en los que se añade, facilita la absorción percutánea de los otros principios activos que le acompañan.

 

ESCUALENO vs ESCUALANO

 

Pero como ingrediente cosmético el escualeno tiene un problema, y es que se oxida muy fácilmente, por lo que utilizarlo en esta "forma" nos causaría más perjuicios que beneficios. Por eso en cosmética usamos la versión hidrogenada del escualeno, es decir, una versión más estable denominada ESCUALANO que tienen las mismas propiedades que su precursor.

 

PROCEDENCIA DEL ESCUALANO

 

Pues en un primer momento se obtenía de una fuente animal,os cuento…

 

Resulta que allá por el 1906 un químico japonés (Mitsumaru Tsujimoto) descubrió que el escualeno era uno de los principales compuestos del aceite de hígado de tiburón y claro, esto hizo que su demanda creciera (no solo por la industria cosmética sino también por la alimentaria)

Esto provocó un aumento de la pesca de tiburones (que además también eran muy apreciados por sus aletas y su carne) y fue tan masiva y descontrolada su pesca, que causó un problema medioambiental y que algunas especies de tiburones acabaran en la Lista Roja de Especies amenazadas. De hecho la UE tuvo que reducir su cuota de pesca hace ya 20 años.

 

Afortunadamente en el mundo de la cosmética se encontró una alternativa; se descubrió el escualeno vegetal que proviene principalmente de las fracciones insaponificables (esa que siempre os digo que tiene actividad biológica) de ciertos aceites, especialmente del aceite de oliva, pero también en del arroz o en el de germen de trigo.

 

Concretamente, el que yo estoy utilizando que es de la marca Naissance, proviene del aceite de oliva y al estar hidrogenado, desodorizado y purificado, se convierte en un líquido oleoso pero poco viscoso que es absorbido perfectamente por nuestra piel y que no es comedogénico.

 

Pero llegados a este punto os estaréis preguntando porqué me gusta tanto el escualeno para la piel ¿verdad? Pues porque además de todas las propiedades que te he contado antes, el escualeno es un potente antioxidante que contrarresta el daño oxidativo de las células de nuestra piel. Para que os hagáis una idea y explicándolo de forma muy simplista, solo tenéis que pensar en la cantidad de lípidos que hay en nuestra piel. Bien, ya sabemos que los rayos UV oxidan a estos lípidos. Pero ¿por qué esto no nos afecta más?  Pues porque nuestra piel utiliza este escualeno para bloquear y parar este ataque utilizándole de parapeto.

 

Pero ojo, que la cantidad de escualeno que produce nuestra piel empieza a disminuir a partir de los 25-30 años volviendo así a nuestra piel un poquito más vulnerable a la oxidación y por tanto, al envejecimiento prematuro.

 

Por este motivo yo uso escualano puntualmente pero cada vez con más frecuencia, para reforzar esa “línea de defensa natural” de mi piel. Además veo que cada vez mi piel “reacciona” mejor a este ingrediente, es como si lo empezase a necesitar.

 

USANDO EL ESCUALANO

 

Pues como os he comentado antes, resulta que este ingrediente tiene la propiedad de facilitar la absorción percutánea de los otros principios activos que le acompañan, por lo que siempre lo uso junto a mi manteca de karité. En la porción habitual de karité que me aplica por las noches le añado 2-3 gotas de escualano, mezclo en las manos, caliento y luego aplico directamente sobre todo el rostro y masajeo durante unos minutos.

 

Lo pueden usar todo tipo de pieles junto a su aceite, manteca, crema o loción preferida.

 

Eso sí, si lo vas a añadir a un aceite puedes incorporarlo hasta un porcentaje del 60-70% de la preparación total. Si es en una emulsión, no te excedas del 15% y ten en cuenta que no es soluble en agua, solo en aceites.

 

Y su uso no es solo para productos para el cuidado de la piel, también lo podéis incluir como un efectivo ingrediente reparador e hidratante, en vuestros productos capilares.

 

Así que SÍ, el escualano es un gran producto que os recomiendo como cuidado extra para proteger y mantener tu piel.

 

Pues esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado y ya sabéis, dudas y consultas en mi dirección de correo o por las redes. 

 

Un besazo enorme a tod@s!!

 

Núria Yuste

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon