© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

Necesidades de la piel.

June 11, 2018

 

Hidratación, nutrición, limpieza…¿cuáles son realmente las necesidades de la piel? Os confieso que me encanta esta pregunta y podría estar hablando durante horas. Pero no os preocupéis que voy a intentar ser breve y directa.

Personalmente para contestar esta pregunta necesito hacer una diferenciación; qué necesita tu piel a nivel fisiológico y qué necesita tu piel a nivel cosmético. Además, uno va a depender del otro.

 

 

Si preguntamos tanto a entendidos de la cosmética convencional, natural, slow, etc y a los profesionales de la dermatología, nos hablarán  de la importancia de la limpieza, la hidratación y la nutrición de la piel. Pero ¿estos conceptos tienen la misma importancia a nivel cosmético que a nivel fisiológico? ¿Cuándo estos dependen de un cosmético o de tu estilo de vida?

 

Pues hoy quiero analizar estas cuestiones pero no sin antes aclarar que escribo esta entrada desde el punto de vista de lo que yo llamo #cosmeticareal. Que para las que hace poco que descubristeis mi blog y todavía no me conocéis mucho, os cuento que es una forma de hacer cosmética que he desarrollado basándome en los movimientos de comida real, el estilo de vida paleo o ancestral, la cosmética slow, el movimiento natural y funcional, etc... y en mi experiencia, investigación, conocimientos y sobre todo filosofía de vida. Este movimiento no es la verdad absoluta; para much@s puede ser una forma de vivir y entender la cosmética, para otr@s un buen punto de partida para construir la suya y para otr@s much@s será un montón de palabrería en la que no tengan ningún interés o en la que no crean. Afortunadamente somos libres para elegir y estamos en un mundo en que no todo es blanco o negro. Aclarado esto, vamos al lío…

 

¿Qué necesita tu piel a nivel fisiológico?

 

Lo que la células de tu piel necesitan para funcionar correctamente es “vivir” y “desarrollarse” en un entorno con las condiciones adecuadas. Podemos decir que tus células al igual que tú, principalmente necesitan hidratación (aporte de agua) y nutrición ( aporte de nutrientes) para mantener su estructura y cumplir sus funciones. Ah, ¡ y oxigeno!

 

Además necesitan que ni agentes externos ni agentes internos alteren su equilibrio y hagan que no puedan cumplir sus funciones o lo hagan de forma incorrecta.

 

Así que cuando oigo que se habla de hidratación y/o nutrición de la piel a mí lo que me viene a la mente no son cremas, ni geles, ni lociones, ni serums, ni ningún producto cosmético. Lo que me viene a la mente es un correcta hidratación (entendiendo esta como un correcto aporte de agua a tu cuerpo ya sea a través de bebidas y alimentos) una correcta nutrición (entendiendo esta como el correcto aporte de nutrientes a tu cuerpo en contenido y forma) y unos buenos hábitos de vida que no “dañen” y/o “alteren” ese el ciclo vital de tus células impidiendo que cumplan sus funciones correctamente.

 

 

Y este sería el punto de partida para una piel sana, equilibrada y bonita.

Pero no lo es todo…

 

 

¿Qué necesita tu piel a nivel cosmético?

 

Pues en un entorno con las condiciones ambientales y físicas ideales, sólo necesitaría limpieza. Pero como conseguir un entorno así es muy, muuuuy difícil, tu piel a nivel cosmético va a necesitar;

 

  • LIMPIEZA; siempre teniendo en cuenta que hay que limpiar la piel lo justo y necesario  y con productos lo menos “agresivos” para tu piel y que de esta manera se respete el correcto equilibrio del manto ácido de la piel, su pH y por tanto también una flora saprofita equilibrada que ayude a protegerla y a mantenerla sana. Si alteramos estos, "dañaremos" su "salud" y uno de los mecanismos naturales que tiene la piel para mantener su hidratación.

  • HIDRATACIÓN; este concepto siempre me ha parecido erróneo por lo que os contaba antes. Para mí nos hidratamos por dentro y lo que hacemos por fuera es MANTENER esa hidratación (os recuerdo que cada capa de la piel tiene su propio índice hídrico y este hay que mantenerlo en sus niveles óptimos)Por tanto usaremos productos que fortalezcan la función barrera de la piel y que impida una pérdida excesiva de agua en las capas más superficiales de la piel y que ayuden a que nuestro manto ácido esté en equilibrio para mantener su propio mecanismo de hidratación (como os he comentado antes, nuestra piel es muy lista y tiene su propio factor natural de humectación =FNH…viene de serie y sólo tenéis que conocerlo para mantenerlo correctamente). ¿Cómo consigo esto? Pues yo con aceites y mantecas vegetales.

  • PROTECCIÓN; antes os comentaba que en un entorno ideal básicamente lo que necesitaríamos es limpiarla. Pero ¿quién vive en un entorno ideal? Hoy en día hay una gran variedad de agentes externos y/o ambientales “atacan” a nuestra piel casi constantemente (polución, viento, frío, climas extremos…) y nos vemos obligados a utilizar productos para protegerla de estos. Yo para proteger mi piel de estos factores ambientales y climáticos, siempre uso aceites vegetales y/o mantecas, de hecho, el mismo que uso para mantener la hidratación de la piel. ¿Cómo actúa este mecanismo? Pues muy sencillo, éstos aportan a tu piel esos "nutrientes" que la refuerzan para que puedan resistir mejor esos ataques y que además consigan que tus células puedan repararse sin problemas. ¿Cómo podemos proteger la piel? Pues también con un aceite y/o manteca vegetal. De hecho, el mismo producto que usamos para mantener la hidratación. Los aceites y mantecas vegetales nos proporcionarán ácidos grasos, vitaminas liposolubles y muchos de ellos, una fracción muy pequeñita insaponificable con una actividad biológica muy interesante para nuestra piel. 

Sé que muchos esperáis que en este punto al menos mencione el tema de los protectores solares, ¿verdad? Pero ese es un tema que necesita de un análisis más extenso y hoy no es el día para ello. Tan sólo os diré porque me lo preguntáis mucho, que yo personalmente uso protector solar de manera muy puntual, creo recordar que el año pasado lo usé 7 u 8 veces. ¿Por qué? Pues porque en mi relación con sol, después de muchos años de observación y “experimentos”, impera la lógica, el sentido común y la adaptación a el. Y sólo uso un protector solar físico cuando corro el riesgo de quemadura solar.

 

  • SUPLEMENTACIÓN; este es un concepto que he incluido en todo esto de #cosmeticareal y que no es un sinónimo de nutrición. Para mí “suplementar” es apliacar ese producto específico que tu piel (o tu cabello) necesita para mejorar y/o reparar. En caso de que lo necesites, porque con las pautas y productos de nuestra COSMÉTICA REAL ya le habremos aportado ese “extra” para reforzar y mantener la hidratación y la nutrición que le hemos dado por dentro y tu piel tenderá a no necesitar mucho más. De hecho, ese es el objetivo de #cosmeticareal; conseguir que tu piel necesite cada vez de menos productos cosméticos para estar perfecta y que los que uses sean sencillos y muy efectivos. ¿Qué sería entonces un producto que nos “suplemente”? Pues un producto que incluimos en nuestra rutina para mejorar o perfeccionar algo, y sería tan variado como por ejemplo un gel para “controlar” los rizos, o un producto para “curar” los granitos, o un contorno de ojos específico…etc. Algo que incluimos en nuestra rutina de manera puntual o continuada pero con un fin concreto fin concreto.

Y como veis hay una clara relación entre limpieza, hidratación y protección muy clara y por eso serán los tres puntos en los que basaremos nuestras rutinas. Y además con dos productos lo cubriremos todo; un producto lavante y un aceite o manteca vegetal.

“Menos es más!”

Así de simple.

 

RESUMIENDO;

 

Para tener una piel lo más sana y equilibrada posible, y por tanto más bonita, podemos empezar por ;

 

  • Hidratarnos. Pero no caigas en el mito de los 2 litros de agua al día. Si tienes una buena relación con tu cuerpo, lo escuchas y lo entiendes, él te dirá cuánta agua beber.

  • Nutrirnos. Este tema es muy complejo pero para empezar; piensa más en nutrientes que en calorías, prioriza la comida real e igual que con la hidratación, busca el tener una buena relación con tu cuerpo, entiende cuando necesita comer, no confundas hambre con ansiedad o frustración, investiga, lee, observa y usa más la lógica.

  • Entender nuestro entorno, si vives en un espacio muy seco, genera humedad con un humidificador, si vives en un entorno ventoso, protege la piel, no te excedas con la calefacción, etc…muchas veces nos olvidamos de estas cosas tan simples pero que tienen un impacto en nuestro cuerpo y nuestra piel.

  • Limpiarnos la piel lo justo y necesario con rutinas sencillas y productos poco “agresivos”. No “alteres” ni “destruyas” el manto ácido de tu piel, él “trabaja” para que tu piel esté sana.

  • Procurar usar productos que puedan cubrir la mayor parte de las necesidades cosméticas (reforzar hidratación y nutrición, y proteger) como los aceites vegetales y mantecas. Uno para todos! Y todos para uno!

  • Buscar el equilibrio entre cuerpo, mente y emociones. Este es el objetivo, pero disfruta del camino, vívelo, siéntelo y compártelo.

  • Controlar el estrés; ya sea el laboral o el emocional. Que no te domine más de lo necesario.

  • Descansar y dormir.

  • Movernos y ejercitar nuestro cuerpo. Se una persona funcional.

  • Ejercitar nuestra mente y pensar.

  • VIVIR!

Y esto es todo compañeras. Espero que esto de la cosmética real os vaya aportando cositas y que cuando compartáis vuestras fotos en las redes las etiquetéis con el hashtag #cosmeticareal (sin tildes y en minúsculas, jejejee) y recuerda que puedes etiquetar todo lo que es este movimiento; productos reales y naturales, vuestra cosmética DIY, vuestra comida real, vuestros entrenos, paseos, reflexiones, creaciones....todo lo que nos une!! 

 

¡Os espero!

Núria

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon