© 2017 by Núria P. Yuste #cosmeticareal. Proudly created with Wix.com

Productos WATERLESS. Diferencias entre bálsamo, manteca y ungüento.

April 12, 2019

Porque a veces utilizamos estos términos indistintamente a la hora de referirnos a los productos “SIN AGUA”  según nos venga a la cabeza o bien atendiendo más al uso que les damos que a su composición. E incluso la industria cosmética en ocasiones los usa también sin claridad y últimamente hasta estoy viendo que crece el número de productos a los que la industria cosmética llama "bálsamo" y son emulsiones lo que da pie a la confusión. Pero centrándonos en y hablando de una cosmética "sin agua" ¿hay alguna diferencia entre manteca, bálsamo y ungüento?

 

Bien, partimos de la base de que los tres productos son productos anhidras, es decir, no contienen agua en su formulación. A estos productos también en el mundo de la cosmética se les llama waterless. Que es un concepto que me gusta especialmente y que fuera de nuestras fronteras triunfa.

Y los tres tipos tienen entre sus ingredientes básicos aceites y mantecas vegetales.

Realmente no hay establecido un criterio para la denominación de estos productos según sus ingredientes y parece que lo más “establecido” es el uso de uno u otro concepto según el uso del producto. En ocasiones bálsamo se asocia más a labial, manteca más a corporal y ungüento a “medicinal”.

Pero cuando yo empecé a investigar y a estudiar más sobre este tipo de cosmética (allá por el Pleistoceno Superior) en aquella época, sí me encontré fuentes que hacían esta distinción que os cuento hoy en este post.

 

MANTECAS (CORPORALES, CAPILARES, FACIALES, BATIDAS, BODDY BUTTERS, etc…)

 

Principalmente responde a la siguiente fórmula;

 

manteca/s vegetal/es

+

aceite/s vegetal/es

+

antioxidante opcional

 

Como base casi siempre se suele partir de la "fórmula" del 50%, es decir, un 50% de manteca vegetal + 50% de aceite vegetal + 0.2% de antioxidante que es opcional y se usará según el tipo de ingredientes base que hayamos elegido; si son más sensibles o menos o si se han conservado o se conservarán en condiciones idóneas.

Y usamos principalmente tocopherol (vitamina E) que no solamente nos sirve para que actúe como antioxidante retardando la oxidación de las grasas sino que también lo podemos usar como activo cosmético.

Pero con esto del 50% podemos “jugar” subiendo y bajando según la dureza de las mantecas elegidas, ya que no es lo mismo la dureza y consistencia de la manteca de cacao que la de karité, ni la de mango o la de de murumuru…

Todo aquél producto realizado sólo con estos ingredientes debería ser “técnicamente” una manteca.

 

 

BÁLSAMO (CORPORAL, LABIAL, FACIAL, etc…)

 

Normalmente responde a esta otra fórmula

 

manteca/s vegetal/es

+

aceite/s vegetal/es

+

cera de abeja u otras ceras vegetales

+

antioxidante opcional

 

 

Sería lo mismo que una manteca pero a la que incluimos una cera, ya sea de abeja u otra de origen vegetal.

Aquí los porcentajes ya varían y van a depender de la dureza (y propiedades) que quieras que tenga tu producto resultante. Para ello la cantidad de cera a añadir será clave. Contra más cantidad, más duro será nuestro bálsamo.

En este punto y sobre todo cuando hablamos de “labiales” el utilizar fórmulas de manteca y llamarlo bálsamo es lo más usual.

¡Hasta yo lo hago!

 

UNGÜENTO (o POMADA)

 

Personalmente no me gustan mucho estos términos y mucho menos a asociarlos a lo “medicinal” y a veces a traspasar la barrera de lo que es cosmética y de lo que es “medicamento”

Yo cuando me refiero a un ungüento hecho por mí, me refiero a la siguiente fórmula

 

aceite/s vegetal/es (normalmente macerados de hierbas)

+

cera de abeja u otras

+

antioxidante (es poco común usarlo*)

 

Y si en los casos anteriores, podemos añadir aceites esenciales como “activos” para nuestras mantecas y bálsamos, en el caso de los ungüentos yo lo veo casi necesario y además en un porcentaje relativamente alto. Pero aquí es donde ya rozamos esa fina línea en el uso de los aceites esenciales que recomiendo no traspasar si no se es experto en el tema.

 

* En muchas ocasiones, la vitamina E va incorporado en el macerado que hacemos o compramos.

 

 

Y con todo esto termino esta entrada sobre mantecas, bálsamos y ungüentos. Espero que os haya gustado y motivado a "jugar" más con vuestros aceites, mantecas y ceras vegetales y a experimentar texturas y combinaciones porque los WATERLESS son geniales y para mí a la hora de elegir el realizar tus propuestas cosméticos, sin una apuesta muy efectiva, sencilla y segura.

 

 

Un besazo a tod@s y nos vemos por INSTAGRAM y FACEBOOK.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

FEATURED POSTS

Please reload

TAGS

Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon